Termopares y RTDs

Si se unen dos alambres de aleaciones diferentes y se eleva la temperatura de la unión (“punta caliente”) con respecto a los otros extremos, se induce una tensión eléctrica que se puede medir con un milivoltímetro. Esta es la función de un termopar. El milivoltaje será recibido y procesado por el control de temperatura para realizar sus funciones. Los pares de aleaciones que se han desarrollado para la fabricación de termopares tienen una respuesta casi exactamente lineal a las variaciones de temperatura dentro de ciertos rangos. Los tipos más comunes y sus rangos de temperatura máxima recomendables son:

  • Tipo J   hierro/constantan Fe / 45% Ni 55% Cu                                               800º C

  • Tipo K cromel/alumel Ni 90% Cr 10% / Ni 95% Al 2% Mn 2% Si 1%             1200º C

  • Tipo E cromel/constantan Ni 90% Cr 10% / Ni 45% Cu 55%                          800º C

  • Tipo T cobre/constantan Cu / Ni 45% Cu55%                                                 350º C

  • Tipo R platino-rodio   Pt 87% Rh 13% / Pt 100%                                           1600º C

  • Tipo S platino-rodio     Pt 90% Rh 10% / Pt 100%                                         1600º C

Los termopares pueden ser de alambre desnudo o con aislamiento individual y exterior de diferentes materiales, según la temperatura máxima de exposición: PVC 105º C, teflón FEP 200º C, teflón PFA 260º C, kapton 320º C, fibra de vidrio 480º C, fibra de vidrio de alta temperatura 700º C, aislamiento mineral y tubo de inconel o incoloy 1200º C.

Pueden tener protección exterior de malla metálica de cobre estañado, acero inoxidable o tubo flexible de acero inoxidable.

Para temperaturas más altas el aislamiento y la protección exterior son tubos cerámicos de mulite o alúmina de alta pureza. Esta última no contamina a los elementos de platino-rodio.

La punta caliente puede estar expuesta (sin aislamiento) para respuestas más rápidas, también a tierra con el forro protector o aislado del mismo.

9senso_termoSe pueden reunir múltiples pares bajo el mismo aislamiento exterior.10senso_termo

Los RTD (resistance temperature detectors) consisten en una bobina de alambre o lámina metálica, generalmente de platino, cuya resistencia aumenta con el incremento de temperatura en una proporción conocida y estable. Tienen excelente precisión en el rango de -200º C a 500º C, con tolerancia menor a 1º C.

También se conocen como PT-100, por ser de platino y tener 100 ohms a 0º C. Es importante seleccionar la entrada adecuada en el control de temperatura para el coeficiente de resistencia del RTD, que puede ser según norma DIN 0.00385 o norma JIS 0.00392 ohms/ohm/º C, para evitar serios errores de lectura. También es importante el uso de cables de extensión de 3 o 4 conductores para cancelar el error de la adición de la resistencia de la extensión a la resistencia del RTD, corrección que realizará el control de temperatura con esa opción.

Para mayor precisión existen también RTD de 500, 1000 y hasta 10,000 ohms a 0º C. También fabricamos RTD con múltiples sensores dentro de la misma construcción.

Tanto los termopares como los RTD se pueden presentar en ensambles completos, con tubo protector y cabeza de conexión. Los tubos protectores pueden ser metálicos, de acero inoxidable 304 o 316, de incoloy, de inconel y también cerámicos o de carburo de silicio.

También fabricamos ensambles sencillos con clavija, conectores, adaptadores, resortes, termopozos y otros accesorios.

 SENSOR INFRAROJO  /     TERMOPAR